miércoles, 6 de octubre de 2010

"RESCATE DEL PATRIMONIO INMATERIAL DEL SOMBRERO SUAZA" RESEÑA HISTORÌCA

El arte de la elaboración del sombrero proviene desde el Ecuador en donde se tejian muchos objetos en iraca, especialmente  en la región de Jipijapa nombre que tomó en el departamento del Huila, especificamente en Suaza, y en donde se tiene conocimiento que durante mas de 50 años surgio una industria muy promisoria y que era lo unico novedoso que se tenia hacia el año de 1938.
la palma de iraca de la cual se extrae la fibra que sirve de materia prima para la elaboracion de sombrero fue bautizada cientificamente como CARLUDOVICA PALMATA, por honrar Al Rey Carlos IV  y a su esposa Maria Luisa. se dice que era muy abundante en las zonas montañosas de las costas de la region de Ecuador y Colombia , al punto que se utilizo con abundancia para la elaboracion de cubiertas para viviendas en la arquitectura tradicional desde antes de la llegada de los españoles.
Motivados por incentivar la manufactura del sombrero en la region de Nariño a comienzos del siglo XIX  se realizaron los primeros ensayos para cultivar la palma de iraca llamada de jipijapa, en alusion a la region ecuatoriana de donde la trajeron, proyecto que no tuvo exito ya que pronto se tuvo conocimiento que era tambien abundante de forma silvestre en nuestro país. la palma fue adquiriendo muchos nombres de acuerdo a la localidad donde se iba expandiendo, llegandose a conocerla como palmilla, palmicha, murrapo, iraca o nacuma. la elaboracion del sombrero fue una actividad femenina, pero por la demanda y la prosperidad del negocio, los hombres tambien los tejian y compartian entre todos este trabajo, incluyendo a otras sombrereras con quien se permutaban días con el fin de tener una buena producciòn para los compradores que llegaban desde varias partes del país especialmente del centro del paìs.
Dentro de la producción nacional se destacaron los departamentos de Huila y Tolima donde se comenzaron a dar las calidades más finas siendo la más destacada la realizadas en la zona sur de nuestro departamento en donde tomo el nombre de SUAZA, por tener su principal asiento en el fértil valle que sostiene las calidas aguas del río que tambien es llamado río Suaza. Esta denominación fue asociada a la excelente calidad del sombrero y se extendio a otras poblaciones del sur del departamento del Huila donde se producia como: Naranjal, Guadalupe, Timaná y Pitalito entre otras. Tener un sombrero en nombre de suaza; independientemente de la localidad donde fuera elaborado, garantizada alcanzar un mejor precio ya que en caso contrario no lo vendían o si lo hacian debian hacerlo a menor precio.
Un sombrero podia costar hacia el año de 1848, entre 40 y 80 REALES  la unidad, que demandaba entre dos a tres semanas de trabajo, era forrado por la parte interna en seda, y finamente decorado.
En Antioquia y Santander se elaboraba un sombrero semanal pero eran de menor calidad y por consiguiente de menor precio. Una docena podía valer de 100 a 200 reales.
Con la producción de sombreros se del Huila y de otras regiones se suplía la gran demanda Nacional pero debido a su reconocida calidad en el tejido, su textura y su larga durabilidad, el sombrero suaza comenzo a ser exportado hacia las Antillas  y  a  las regiones algodoneras de los estados Unidos.
Hacia los años 1930 se dieron las mayores exportaciones de sombreros: se alcanzo a registrar $1.324.129 pesos, cifra bastante alta , que llego a representar  el 24 por ciento del total de las exportaciones nacionales.
El conocimiento d ela elaboracion del sombrero Suaza, ha ido pasando de generacion en generacion de forma oral, con restricciones para su comercializacion debido a que la venta de este producto ya no es en abundancia y su uso es un tanto elitista. Por lo general lo llevan prósperos ganaderos, agricultores, empleados públicos y otros personajes que ostentan de alguna manera un ingreso economico suficiente para lucir con orgullo un autentico sombrero Suaza. Sin embargo en el Municipio es usado por muchos, ya que se producen de varios precios dependiendo las calidades, manteniendose con orgullo su elaboración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada